La propuesta de ley británica para prohibir fumar a las generaciones más jóvenes podría archivarse después de que el primer ministro Rishi Sunak convocara unas elecciones por sorpresa, poniendo en peligro una de sus políticas emblemáticas ya que sólo hay un tiempo limitado para que los proyectos se conviertan en ley.

Sunak convocó el miércoles elecciones para el 4 de julio, dando al gobierno sólo unos días para completar los asuntos legislativos pendientes antes de que el parlamento se disuelva el 30 de mayo.

Su plan de introducir en Gran Bretaña algunas de las normas antitabaco más estrictas del mundo, prohibiendo que los menores de 15 años compren cigarrillos, no se mencionó específicamente como parte de la agenda parlamentaria de los próximos días.

En su discurso de convocatoria de elecciones, Sunak se había jactado de que su gobierno había garantizado que la próxima generación estaría "libre de humo", pero esa promesa parece haberse hecho ahora prematuramente.

Al preguntársele si sus planes sobre el tabaco podrían abandonarse, declaró el jueves a BBC News que los proyectos de ley que se estaban tramitando en el parlamento estaban siendo discutidos por todos los partidos para ver qué podría aprobarse rápidamente antes de la disolución.

El proyecto de ley había superado su primer obstáculo parlamentario en abril a pesar de que decenas de legisladores del partido conservador de Sunak votaron en contra.

"Haré todo lo que pueda para que estas cosas avancen, pero depende también de la cooperación de otros partidos en el parlamento", declaró.

Cualquiera que sea el partido que gane las próximas elecciones, el proyecto de ley podría reintroducirse, ya que el Partido Laborista de la oposición, que va en cabeza en las encuestas de opinión, afirmó que impulsaría la prohibición si forma el próximo gobierno.