Los futuros de la soja de Chicago cedieron el miércoles parte de las ganancias de la sesión anterior incluso cuando los operadores evaluaron el impacto de las condiciones climáticas cálidas y secas en Brasil que están reduciendo los rendimientos en el principal productor mundial.

Los futuros del trigo subieron, mientras que los del maíz cayeron.

El contrato de soja más activo en la Bolsa de Chicago (CBOT) bajaba un 0,2% a 13,44-1/2 dólares el bushel, hacia las 0607 GMT, tras subir un 1,3% el martes.

"Brasil es el punto focal en este momento", dijo Ole Houe de la correduría agrícola IKON Commodities en Sydney.

La incertidumbre sobre el tamaño de la cosecha probablemente causaría volatilidad en los precios a corto plazo, dijo Houe, añadiendo que la cosecha de soja de Brasil seguiría siendo grande.

"Aunque perdiéramos 20 millones de toneladas, seguiríamos teniendo más que la media de 5 años", dijo. "Podemos perder mucha cosecha antes de que sea realmente problemático a nivel mundial".

Un consultor de MB Agro dijo que esperaba que Brasil cosechara 155 millones de toneladas métricas de soja en el ciclo 2023/24, 10 millones de toneladas por debajo de las expectativas iniciales, después de que la sequía afectara a los agricultores del estado de Mato Grosso que plantaron su cosecha antes de tiempo.

También apoyó a los precios de la soja la confirmación del USDA de que los exportadores estadounidenses vendieron 123.300 toneladas métricas de frijoles a destinos desconocidos para entrega en 2023/24.

La soja de Chicago subió a un máximo de 2 meses y medio de 13,98 dólares por bushel a mediados de noviembre por el temor a que el tiempo seco en Sudamérica redujera las cosechas.

Desde entonces, los precios han bajado, pero los especuladores siguen manteniendo una posición larga neta en soja y los fondos de materias primas fueron compradores netos el martes, según los operadores.

En otros cultivos, el maíz CBOT cayó un 0,1% a 4,73 dólares el bushel y el trigo subió un 0,3% a 5,73 dólares y medio el bushel.

En cuanto al trigo, Agritel dijo que la producción rusa podría alcanzar los 90 millones de toneladas en 2024 tras una siembra otoñal favorable y que la oferta rusa, incluida la procedente de las existencias, podría situarse por encima de los 100 millones de toneladas por tercera campaña consecutiva en 2024/25.

Rusia es el mayor exportador mundial de trigo, y los abundantes envíos del país han mantenido los precios del trigo cerca de mínimos de tres años en los últimos meses.

Sin embargo, el diario Izvestia de Rusia informó de que el gobierno podría imponer una prohibición a las exportaciones del cereal si sus existencias caen a 10 millones de toneladas.

Los precios rusos de exportación del trigo con un 12,5% de proteína para entrega FOB en enero subieron 5 dólares la semana pasada hasta los 235 dólares la tonelada, ayudados por un descenso de los envíos debido al mal tiempo en los puertos, según informó la consultora agrícola IKAR.

Los agricultores ucranianos casi han completado la siembra de su cosecha de invierno, sembrando unos 5,96 millones de hectáreas hasta el 28 de noviembre, según informó el martes el ministerio de agricultura del país.