Por Ankika Biswas y Johann M Cherian

(Reuters) - El índice europeo STOXX 600 cerró plano el lunes, mientras los inversores se preparaban para una serie de datos económicos de la zona euro y para la publicación de cifras de inflación en Estados Unidos, que podría poner a prueba la racha récord del índice de referencia.

* El índice paneuropeo STOXX 600 apenas mostró cambios, no muy lejos de sus máximos históricos. Automóviles lideró las ganancias sectoriales, recuperándose de una racha de cuatro días de pérdidas, mientras que los valores de defensa fueron los más perjudicados, con una pérdida del 1,2%.

* El índice de referencia había alcanzado un máximo histórico el viernes, su mayor subida semanal desde fines de enero, del 3%, respaldado por los buenos resultados empresariales. El STOXX 600 recuperó su impulso a mediados de mayo, después de que la tensión geopolítica y la incertidumbre sobre la política monetaria lo hicieron retroceder en abril.

* Todas las miradas estarán puestas en las cifras de inflación de los precios al productor y al consumo de Estados Unidos, que se publicarán el martes y el miércoles, y que seguirán marcando el tono de los recortes de tasas previstos por la Reserva Federal para este año.

* La inflación final de la zona euro y el PIB preliminar del primer trimestre, que se publicarán en la segunda mitad de la semana, serán objeto de escrutinio para calibrar la senda de los tipos de interés del Banco Central Europeo, que ha indicado un recorte en junio.

* En la jornada, los valores del sector sanitario subieron, con Novo Nordisk a la cabeza con un alza del 3%. La Agencia de Medicamentos de Dinamarca declaró que el país se enfrentaba a una escasez de suministro de dos dosis del medicamento para adelgazar Wegovy de la empresa en los próximos meses debido a la creciente demanda.

(Reporte de Ankika Biswas y Johann M Cherian en Bengaluru; edición en español de Javier López de Lérida)