Las bolsas asiáticas recuperaron parte de sus pérdidas el lunes y los rendimientos de los bonos subieron al atenuarse los temores a un conflicto más amplio en Oriente Próximo, con los inversores gravitando de nuevo hacia activos de mayor riesgo.

El oro y el dólar, refugio seguro, retrocedieron desde cerca de sus máximos, y los precios del crudo bajaron al disminuir la posibilidad de una interrupción importante del suministro.

Irán declaró el viernes que no tenía previsto tomar represalias tras un aparente ataque israelí con aviones no tripulados dentro de sus fronteras, que a su vez se produjo tras un ataque iraní con misiles y aviones no tripulados sin precedentes contra Israel días antes.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico subió un 0,83% hasta las 0514 GMT, retrocediendo parte de la caída del 1,8% del viernes, tras conocerse la noticia del ataque israelí.

Los futuros del índice paneuropeo STOXX 650 sumaban un 0,33% y los del FTSE avanzaban un 0,8%.

"Parece que ni Israel ni Irán quieren una escalada de la crisis en Oriente Próximo... y como no parece que vaya a producirse un ataque posterior por ninguna de las partes, las preocupaciones de los inversores se han relajado un poco", dijo Kazuo Kamitani, estratega de Nomura Securities.

Sin embargo, Kamitani afirmó que las expectativas de posteriores recortes de los tipos de interés de la Reserva Federal y la preocupación por los beneficios del sector chip seguirán manteniendo alerta a los inversores.

El índice MSCI de renta variable mundial sufrió la semana pasada su peor semana desde marzo de 2023, con una caída del 2,85%. A primera hora del lunes, subía sólo un 0,05%.

En Asia, el Hang Seng de Hong Kong subió un 1,94%, el índice de referencia de Australia ganó un 0,92% y el KOSPI de Corea del Sur subió un 0,82%.

El Nikkei japonés sumó un 0,56%, con un rendimiento inferior al del resto de la región debido a la elevada concentración de acciones del sector de chips, que siguieron los descensos de sus homólogas estadounidenses desde el viernes. Las acciones taiwanesas cedieron un 0,05%.

Los blue chips de China continental bajaron un 0,18% en su primera oportunidad de reaccionar a las nuevas medidas anunciadas el viernes destinadas a promover la inversión extranjera en el sector tecnológico chino.

Los futuros de las acciones estadounidenses sumaron un 0,31%, tras la caída del 0,88% del S&P 500 el viernes.

Los rendimientos de los bonos -que suben cuando caen los precios- volvieron a subir hacia máximos de varios meses. El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años subió 4 puntos básicos hasta el 4,656%, acercándose de nuevo al máximo de cinco meses del 4,696% alcanzado la semana pasada ante la opinión de que la Reserva Federal no tendría prisa por relajar su política en medio de unos datos económicos sólidos y una inflación pegajosa.

El índice del dólar, que mide la divisa frente a seis pares principales, bajó un 0,05% hasta 106,05. La semana pasada también alcanzó un máximo de cinco meses, en 106,51.

El oro cayó un 0,95% a 2.367,75 dólares, retrocediendo desde cerca del máximo histórico de 2.431,29 dólares de la semana pasada.

"El fracaso en los 2.400 dólares podría insinuar una corrección a corto plazo... seguida de un período de consolidación que ya debería haber pasado", escribió Charu Chanana, estratega de Saxo, en una nota a clientes.

El petróleo cayó mientras los operadores volvían a centrarse en los fundamentos. Con el aumento de las reservas estadounidenses como telón de fondo, los futuros del Brent cayeron 67 centavos, o un 0,77%, hasta los 86,62 dólares el barril. El contrato del crudo West Texas Intermediate (WTI) estadounidense para mayo, que vence el lunes, cayó 63 centavos, o un 0,76%, a 82,51 dólares el barril, mientras que el contrato de junio, más activo, bajó 64 centavos a 81,58 dólares el barril.

"A primera vista parece que la tendencia alcista del petróleo puede haber terminado, pero basándonos en los niveles técnicos, hasta que el WTI no rompa por debajo de los 80 dólares, la tendencia alcista sigue vigente", dijo Kamitani de Nomura.