Comienza el juicio contra Bill Hwang, responsable de Archegos Capital Management. La defensa insiste en que Archegos era una family office, que gestionaba exclusivamente los fondos de Hwang sin implicar capital ajeno. Señala que las pérdidas sufridas fueron las del propio Hwang, y no las de terceros inversores. No obstante, se reconoce que los bancos incurrieron en pérdidas significativas a través de acuerdos de permuta financiera con la empresa de Hwang.

La defensa también se centró en las inversiones específicas de Hwang, en particular en torno a Viacom CBS, explicando a un jurado poco familiarizado con los arcanos financieros que Hwang estaba invirtiendo en valores en los que tenía una fuerte convicción, de forma muy similar a sus anteriores inversiones en Netflix, que habían resultado muy rentables.

El juicio, considerado un caso de delincuencia financiera de primer orden en Estados Unidos, podría durar varias semanas. Se espera que suban al estrado testigos, entre ellos contactos de UBS y dos empleados de Archegos que han admitido su culpabilidad, para determinar su grado de autonomía y la influencia de la cultura de Archegos.

La defensa pretende demostrar que los bancos actuaron por iniciativa propia, destacando su disposición a colaborar con Hwang cuando éste se encontraba en la cima de su carrera. Se examinarán cuestiones complejas, como el papel de Credit Suisse y la evaluación de riesgos, ya que el banco sufrió pérdidas significativas.

Bill Hwang se enfrenta a una serie de cargos, entre ellos asociación ilícita, fraude de valores y fraude electrónico, cada uno de los cuales conlleva hasta 20 años de prisión.

 

Bloomberg TV proporcionado por MT Newswires

Vídeos de Bloomberg