Los fondos de renta variable mundial sufrieron salidas por segunda semana consecutiva en la semana que finalizó el 19 de junio, con los inversores aprovechando un repunte de las acciones en medio de la preocupación de que la Reserva Federal pueda recortar los tipos sólo una vez este año y los continuos riesgos políticos en Europa.

Según los datos de LSEG, los inversores retiraron 2.610 millones de dólares netos de los fondos de renta variable mundial durante la semana, después de que la semana anterior se registraran ventas netas por valor de unos 15.350 millones de dólares.

La semana pasada, la Reserva Federal de EE.UU. mantuvo estables los tipos de interés pero redujo de tres a uno sus recortes de tipos previstos para el año, adoptando una postura más dura de lo previsto.

Mientras tanto, las bolsas mundiales subieron, y el indicador MSCI de valores de todo el mundo alcanzó un nuevo récord el jueves, impulsado por los indicios de un enfriamiento gradual del mercado laboral y la relajación de la inflación.

Los fondos de renta variable de EE.UU. sufrieron salidas netas por valor de 8.370 millones de dólares durante la semana, después de unas ventas netas por valor de 21.540 millones de dólares en la semana anterior.

Los inversores, sin embargo, compraron fondos de renta variable europea y asiática por valor de unos 2.770 millones de dólares cada uno.

Los fondos de renta variable sectoriales registraron ventas netas por valor de unos 181 millones de dólares, con salidas por valor de unos 290 millones de dólares y 195 millones de dólares en los sectores financiero y de consumo discrecional.

Por el contrario, el sector tecnológico se aseguró una segunda entrada semanal, por valor de unos 606 millones de dólares netos.

Los inversores globales, por su parte, adquirieron fondos de renta fija global por valor de unos 4.820 millones de dólares, ampliando las compras netas a una 26ª semana consecutiva.

Canalizaron 1.400 millones de dólares hacia fondos de bonos corporativos, marcando la tercera semana consecutiva de compras netas. Además, los fondos de deuda pública atrajeron aproximadamente 963 millones de dólares en entradas.

Los fondos del mercado monetario registraron ventas netas por valor de 5.320 millones de dólares, la primera salida semanal en tres.

Entre los fondos de materias primas, los inversores se deshicieron de metales preciosos por valor de 490 millones de dólares, tras dos semanas seguidas de compras netas. Los fondos de energía también registraron salidas por valor de 165 millones de dólares.

Los datos que cubren 29.481 fondos de mercados emergentes mostraron que los fondos de renta variable tuvieron una salida masiva por valor de 1.760 millones de dólares, la mayor para una semana desde el 24 de abril. Los fondos de renta fija también registraron retiradas netas por valor de 96 millones de dólares.