Por Krishn Kaushik, Praveen Paramasivam y YP Rajesh

KAIRANA/CHENNAI, INDIA, 19 abr (Reuters) - Un número considerable de indios votaba el viernes en la primera fase de los comicios con mayor número de electores del mundo, unas elecciones en las que el primer ministro Narendra Modi busca un histórico tercer mandato apoyándose en cuestiones como el crecimiento, el bienestar y el nacionalismo hindú.

La votación enfrenta al Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi con una alianza de dos docenas de partidos de la oposición que prometen una mayor discriminación positiva y más ayudas, al tiempo que insisten en la necesidad de salvar las instituciones democráticas.

Tres horas antes del cierre de las urnas, las cifras de la Comisión Electoral mostraban una participación de entre el 40% en el extenso estado septentrional de Bihar y el 68% en el pequeño estado nororiental de Tripura.

"Los votantes muestran un gran entusiasmo al llegar a la mitad del escrutinio", había publicado un portavoz de la comisión electoral en X. "Se está registrando una participación sustancial".

La votación del viernes, la primera de siete fases, abarcó a 166 millones de votantes en 102 circunscripciones de 21 estados y territorios, desde Tamil Nadu, en el sur, hasta Arunachal Pradesh, en la frontera del Himalaya con China.

Casi mil millones de habitantes de la nación más poblada del mundo tienen derecho a votar en todo el ejercicio, que durará hasta el 1 de junio, y cuyos resultados se conocerán el 4 de junio.

"Modi seguirá en el poder, porque aparte del impulso religioso, su otro trabajo, en áreas como la seguridad, es bueno", dijo Abdul Sattar, de 32 años, votante musulmán en la ciudad de Kairana, en el estado más poblado de Uttar Pradesh.

Los sondeos sugieren que el BJP obtendrá fácilmente la mayoría, aunque a los votantes les preocupen el desempleo, la inflación y los problemas rurales en la gran economía de más rápido crecimiento del mundo.

El empleo es la principal preocupación de Mohamed Shabbir, otro votante musulmán de Kairana. Ninguno de sus ocho hijos tiene un empleo fijo, afirma este conductor de 60 años.

"Incluso los hindúes se ven afectados por la falta de empleo", dijo, y añadió que el problema pesaba más que el atractivo del nacionalismo hindú en la nación, de mayoría hindú.

El nacionalismo hindú es un tema electoral clave, especialmente después de que Modi consagrara en enero un gran templo a Rama en un lugar de Uttar Pradesh que se cree que es su lugar de nacimiento.

Los críticos acusan al Gobierno y al partido de Modi de ir en contra de los 200 millones de musulmanes minoritarios de la India para complacer a su base hindú de línea dura, acusaciones que ambos niegan.

Modi aspira a ganar 370 de los 543 escaños del Parlamento, frente a los 303 de 2019, con la esperanza de obtener una mayoría de dos tercios que algunos analistas y miembros de la oposición temen que podría permitir a su partido introducir cambios constitucionales de gran alcance.

FUERTE IMPULSO EN EL SUR

Pero en Tamil Nadu, uno de los estados más desarrollados de India donde el BJP es débil, los votantes parecían divididos sobre si la enérgica campaña de Modi beneficiaría esta vez a su partido.

"Modi ha hecho de India un país pacífico, sobre todo para los hindúes", dijo S. Rajagopal, taxista de tres ruedas en Chennai, la capital del estado.

"Puede que el BJP no aumente su porcentaje de votos en Tamil Nadu, pero en todo el país, Modi volverá a ganar sin problemas".

Sin embargo, V. Parasuraman, de 55 años, empresario de la construcción, dijo que el BJP había hecho poco por Tamil Nadu, y añadió: "La gente aquí es educada y... no se tragará las palabras azucaradas de Modi".

La campaña del BJP se centra en la garantía de Modi de cumplir las promesas hechas a los votantes.

"Estas elecciones no son solo para elegir a un diputado", dijo Modi el viernes. "Son unas elecciones para asegurar el futuro de las generaciones que vengan después de ustedes".

India necesita un Gobierno "fuerte" en un momento en el que "las nubes de la guerra se ciernen sobre el mundo", añadió.

La victoria de Modi le convertiría en el segundo primer ministro indio elegido tres veces consecutivas, tras Jawaharlal Nehru, el líder posterior a la independencia.

PERSPECTIVAS DE CALOR Y VIOLENCIA

Las encuestas muestran una gran distancia entre el BJP y la oposición, pero no es "necesariamente insalvable", dijo el analista político Sandeep Shastri, de la empresa de análisis Lokniti Network.

"Muchos votantes dicen que tomamos nuestra decisión sobre a quién votar durante la campaña y muchos dicen que lo hacemos más cerca del día de la votación", dijo. "Así que también hay margen para que la campaña influya en la naturaleza del veredicto".

Sin embargo, algunos analistas y personas de dentro del BJP afirman que al partido le preocupa la complacencia o el exceso de confianza entre los votantes y los miembros del partido, y que necesita atraer a más gente a votar.

Sin embargo, la alianza INDIA de la oposición ha tenido dificultades para forjar la unidad. Ha acusado al Gobierno de obstaculizar sus esfuerzos deteniendo a sus líderes en casos de corrupción y planteando enormes exigencias fiscales antes de las elecciones, acusación que el Gobierno niega.

Las elecciones decidirán el futuro de la democracia india, afirmó el líder del principal partido de la oposición, el Congreso, Rahul Gandhi.

"Fortalezcan la democracia aplicando el bálsamo de su voto a las heridas infligidas al alma de la nación en los últimos 10 años... derroten al odio", dijo el viernes.

(Krishn Kaushik en Kairana, Praveen Paramasivam en Chennai e YP Rajesh en Nueva Delhi; información adicional de Shivam Patel, Sudipto Ganguly, Sakshi Dayal, Shivangi Acharya, Subrata Nag Choudhury y Jatindra Dash; redacción de YP Rajesh; edición de Clarence Fernandez; editado en español por Tomás Cobos)