Las bolsas mundiales retrocedieron el jueves desde máximos históricos, ya que el factor de bienestar de la ralentización de la inflación estadounidense y las señales algo reconfortantes de la Fed dejaron paso a un nuevo episodio de debilidad en Europa inducida por la política y los aranceles.

Los costes de endeudamiento de los mercados de bonos y el dólar subieron después de que la Fed rebajara las expectativas de recorte de tipos, pero como los movimientos sólo revirtieron en parte las grandes caídas del día anterior, los mercados están centrando su atención en los próximos datos y reuniones políticas.

El STOXX 600 europeo bajó un 0,4% por la caída del 1,5% de sus fabricantes de automóviles, ya que China señaló que respondería a la medida de la UE de imponer aranceles de hasta el 38,1% a los vehículos eléctricos fabricados en China.

La caída de los valores bancarios también apuntó no sólo al cambio de perspectiva del mercado sobre los tipos, sino también a la incertidumbre provocada por el fuerte giro a la derecha de esta semana en las elecciones de la UE y la decisión de Francia de convocar unas elecciones parlamentarias anticipadas.

La diferencia, o "diferencial", entre los bonos franceses y alemanes se mantuvo en 61 puntos básicos, habiendo alcanzado esta semana su nivel más alto desde marzo de 2023. Los rendimientos independientes de la mayoría de los bonos soberanos subieron entre 1 y 3 puntos básicos tras el dato del IPC estadounidense del miércoles, más suave de lo esperado, que provocó sus mayores caídas desde mediados de mayo.

El giro de la Fed "podría haber sido grande", dijo el economista jefe de AXA, Gilles Moec. "Pero creo que quedó ahogado por los datos de inflación de EE.UU. que tuvimos. Así que los datos batieron la orientación de la Fed".

En cuanto a los aranceles sobre los vehículos eléctricos, dijo que la UE al menos estaba adoptando un enfoque más dirigido empresa por empresa, en lugar del tipo de medidas generales que se ven en Estados Unidos.

"Y el proteccionismo es algo que tuvo bastante tracción durante las campañas electorales de la UE", añadió.

Las acciones japonesas y el yen se habían comportado peor durante la noche, ya que el Banco de Japón comenzó una reunión de política monetaria de dos días en la que se espera que se incline hacia un modesto endurecimiento de su política monetaria.

Sin embargo, el índice MSCI de acciones de Asia-Pacífico fuera de Japón subió un 0,6%, ya que el mercado de valores de Taiwán, con un fuerte componente tecnológico, subió un 1,8% hasta un nuevo máximo, impulsado por el cierre del S&P 500 y el Nasdaq estadounidenses en máximos históricos el miércoles.

CIERRE DE LA SESIÓN

Las acciones chinas se habían visto ligeramente mermadas por el asunto de los aranceles europeos a los vehículos eléctricos. Pero el Hang Seng de Hong Kong aún subió un 0,5% y los futuros de Wall Street apuntaban a nuevas ganancias allí más tarde, con el S&P esperando abrir un 0,2% al alza y el Nasdaq un 0,6% mejor.

"En última instancia, creo que los mercados prefieren un crecimiento económico fuerte y robusto sin recortes de tipos que un crecimiento vacilante con múltiples recortes de tipos", afirmó David Chao, estratega de mercados globales de Invesco Asia Pacífico.

"Estamos en este entorno en el que no creo que realmente importe para los mercados cuándo se va a producir el primer recorte de tipos (de la Fed): los mercados pueden seguir comportándose bien".

En su rueda de prensa posterior a la reunión del miércoles, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que la decisión sobre la senda de tipos fue una "decisión muy reñida" para muchos responsables políticos, y que hasta cierto punto un comienzo más tardío de las reducciones de tipos este año se había compensado con un recorte adicional en 2025.

El informe del IPC, muy vigilado a primera hora del día, había mostrado que los precios subyacentes estadounidenses crecieron el mes pasado a su ritmo anual más lento en más de tres años y los analistas también opinaron que esas cifras no habrían estado listas a tiempo para las previsiones de la Fed.

"La Fed ha cambiado de opinión en múltiples ocasiones sobre la senda de su política prevista, por lo que no damos mucha importancia a su nuevo conjunto de previsiones", declaró Jean Boivin, director del Instituto de Inversión BlackRock.

El rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años, que es el principal motor de los costes de endeudamiento mundiales, se situó en el 4,325% en Europa, justo en medio de donde había cotizado el día anterior.

El rendimiento a 10 años de Australia cayó hasta 10 puntos básicos, hasta el 4,196%. En Japón, el rendimiento a 10 años cayó 3 puntos básicos, hasta el 0,955%, por primera vez desde el 17 de mayo.

El diario Nikkei informó de que es probable que el Banco de Japón debata una reducción de las compras mensuales de bonos en su reunión de política monetaria que finaliza el viernes, haciéndose eco de informes anteriores de Reuters y otros medios de comunicación.

Durante la noche, el yen registró un notable retroceso frente al dólar. Perdió un 0,3% hasta los 157,17 por dólar, borrando el avance del 0,3% del miércoles, mientras que el euro se mantuvo estable en los 1,08 dólares después de la que había sido su mejor jornada del año, aunque tras tres días de pérdidas impulsadas por la política monetaria.

En los otros mercados más vigilados, el oro cayó un 0,5% hasta los 2.310,30 dólares la onza y el petróleo bajó hasta los 82,2 dólares el barril tras un aumento de las reservas estadounidenses mayor de lo esperado. Sin embargo, el crudo Brent va camino de su mejor semana desde principios de abril.