Un vistazo a la jornada en los mercados asiáticos.

El calendario económico de Asia-Pacífico del jueves es uno de los más ajetreados del año hasta el momento, con una serie de indicadores de primer nivel de toda la región que con toda seguridad harán que los mercados locales se muevan antes de que se publiquen las cifras de inflación de EE.UU. más tarde en el día.

El ambiente mundial es más cauteloso, desde luego en relación con el reciente entusiasmo alimentado por Nvidia: el miércoles, los índices MSCI Global y Asia sin Japón registraron sus mayores caídas en dos semanas, y los tres principales índices estadounidenses también cerraron en rojo mientras los inversores se preparaban para los datos de inflación de EE.UU. del jueves.

Los datos de ventas minoristas de Japón y Australia, y las cifras del PIB del cuarto trimestre de la India son los datos más destacados que darán a los inversores de Asia una orientación sobre cómo se perfila la senda de la política monetaria para estas tres economías clave.

Los datos de precios al consumo de Japón y Australia de esta semana dieron mucho que pensar a los inversores: la inflación japonesa de enero no se moderó tanto como se esperaba y la australiana no se aceleró, según la previsión de consenso.

¿Sorprenderán las ventas minoristas tanto como lo hizo la inflación? Se espera que el gasto de los consumidores en ambos países se acelere en enero con respecto al mes anterior, según las encuestas de Reuters.

El Banco de Japón se prepara para salir de años de política ultra laxa y aplicar tipos de interés positivos por primera vez desde 2016, mientras que el Banco de la Reserva de Australia se dispone a recortar los tipos.

El dólar australiano fue una de las divisas que más perdió y las expectativas de recorte de tipos del Banco de la Reserva de Australia se redujeron tras la sorpresa de la inflación. Los operadores ven ahora 40 puntos básicos de flexibilización este año, y el primer recorte no llegará hasta septiembre.

Por su parte, se espera que el crecimiento económico de la India se haya moderado hasta el 6,6% interanual en el trimestre de octubre a diciembre, al ralentizarse el fuerte gasto público y mantenerse apagado el crecimiento del sector agrícola.

El abanico de previsiones en una encuesta de Reuters entre 63 economistas oscilaba entre el 5,6% y el 7,4%. Si la historia reciente sirve de indicación, es probable que cualquier sorpresa sea al alza: las cifras oficiales de crecimiento del PIB de los tres trimestres anteriores superaron ampliamente las previsiones de los economistas.

Tras un paréntesis de unas semanas, los mercados chinos vuelven a dejarse llevar por los titulares sobre el problemático sector inmobiliario del país.

El promotor Country Garden dijo el miércoles que se ha presentado una petición de liquidación contra él por impago de un préstamo de 205 millones de dólares, lo que enturbia sus perspectivas de saneamiento de la deuda y socava el esfuerzo de Pekín por restablecer la confianza en el sector inmobiliario.

Hong Kong anunció el miércoles importantes medidas para reforzar su decaído mercado inmobiliario, eliminando todas las medidas restrictivas para las propiedades residenciales y anulando todos los derechos de timbre adicionales sobre las transacciones impuestos en la última década.

Las acciones chinas han disfrutado de una decente reactivación en las últimas semanas, pero ésta puede estar desvaneciéndose.

He aquí los acontecimientos clave que podrían proporcionar más dirección a los mercados el jueves:

- Ventas minoristas en Japón (enero)

- Ventas minoristas de Australia (enero)

- PIB de la India (cuarto trimestre)