Por Fabio Teixeira

RIO DE JANEIRO (Reuters) -La petrolera estatal brasileña Petrobras mantendrá su actual política de precios para la venta de gasolina y diésel, dijo el lunes su nueva máxima ejecutiva, subrayando que la empresa necesita ser rentable y al mismo tiempo satisfacer las necesidades de los accionistas.

En su primera rueda de prensa como nueva presidenta ejecutiva de la compañía, Magda Chambriard, dijo que pretende mantener los ajustes realizados por la anterior dirección en la estrategia de precios de los combustibles.

El año pasado, Petrobras implantó una política de precios de los combustibles más basada en el mercado para las ventas de gasolina y diésel, con el fin de favorecer una mayor flexibilidad y evitar al mismo tiempo oscilaciones drásticas de los precios.

Chambriard se comprometió a aislar mejor los precios de los combustibles de la volatilidad del mercado internacional.

La presidenta ejecutiva, exdirectora del regulador de petróleo y gas ANP, asumió el cargo después de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva despidiera a principios de mes al anterior presidente ejecutivo, Jean Paul Prates.

(Fabio Teixeira y Rodrigo Viga Gaier; Editado en español por Héctor Espinoza)