LA HABANA, 29 nov (Reuters) - Los productores del afamado ron cubano están sintiendo la presión debido a que se pronostica que la producción local de azúcar se mantendrá en mínimos históricos esta temporada en medio de una crisis económica agotadora que ha reducido drásticamente los suministros de fertilizantes, combustible y otros insumos necesarios para cultivar la caña.

El primero de los 25 ingenios azucareros estatales pondrá en marcha su maquinaria en los próximos días y los planes difundidos en siete de las 13 provincias productoras de azúcar, apuntan a una producción similar a las 350.000 toneladas métricas de azúcar sin refinar de la campaña pasada, frente a los 1,3 millones en 2019.

Cuba produjo 8 millones de toneladas métricas de azúcar sin refinar en 1989, antes de que el colapso de su antiguo benefactor, la Unión Soviética, provocara una disminución constante.

"En los últimos años hemos decrecido en la producción cañera y eso tenemos que revertirlo, porque no solo perdemos el azúcar sino también todos sus derivados, incluido el ron, uno de nuestros principales rubros exportables", dijo el vicepresidente cubano, Salvador Valdés Mesa, al cierre de la pasada zafra azucarera en junio.

Christian Barré, director de Havana Club Internacional, empresa estatal junto con la firma francesa Pernod Ricard, dijo recientemente a la prensa que la compañía estaba en contacto con los proveedores y tenía asegurado el suministro de alcohol de caña por el momento.

Si bien Havana Club es la marca cubana más conocida, también exportan otras empresas más pequeñas, como Ron Santiago, un emprendimiento conjunto con Diageo PLC y Ron Vigía con un inversor privado.

Un empresario europeo con profundo conocimiento del sector dijo que los fabricantes de ron están compitiendo por el alcohol nacional a base de caña con industrias farmacéuticas y otras que tienen la opción de importar alcohol no nacional.

"Se siente el pellizco y no siempre hay la disponibilidad que había antes", afirmó.

Históricamente, Cuba ha consumido hasta 700.000 toneladas de azúcar al año y ha exportado el resto.

(Reporte de Marc Frank. Edición de Nelson Acosta)