MADRID, 22 feb (Reuters) -La petrolera española Repsol entregará a sus accionistas hasta 10.000 millones de euros (10.840 millones de dólares) a través dedividendos y recompras en los próximos tres años.

La empresa española se suma así a otras grandes petroleras que ofrecen rendimientos récord a sus accionistas a pesar de la fuerte caída de sus beneficios desde los niveles récord de 2022, cuando los precios del petróleo y el gas se dispararon tras la invasión rusa de Ucrania.

Repsol, cuyo valor de mercado era de 16.700 millones de euros (18.110 millones de dólares) al cierre del miércoles, se comprometió a recomprar hasta 5.400 millones de euros en acciones hasta 2027. Además, los accionistas recibirán 4.600 millones de euros en dividendos en efectivo.

La compañía elevó casi un 30% el dividendo que pagará con cargo a los resultados de 2023, hasta 0,90 euros por acción.

El beneficio ajustado del cuarto trimestre de Repsol cayó menos de lo esperado, al enfriarse los precios del petróleo y el gas, pero la producción de petróleo y gas superó las previsiones.

El beneficio trimestral ajustado fue de 1.200 millones de euros, frente a los 2.040 millones de un año antes, superando la previsión media de la empresa de 1.000 millones de euros.

La empresa española también llevará a cabo una recompra de 40 millones de acciones. Al precio de cierre del miércoles, el valor de mercado se sitúa en 547 millones de euros.

(1 dólar = 0,9229 euros)

(Reporte de Pietro Lombardi; editado en español por José Muñoz y Javi West Larrañaga)