Se espera que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se declare culpable esta semana de violar la ley estadounidense de espionaje, en un acuerdo que podría poner fin a su encarcelamiento en Gran Bretaña y permitirle regresar a su país, Australia.

Los fiscales estadounidenses presentaron la documentación penal contra Assange, de 52 años, que suele ser un paso preliminar antes de un acuerdo de culpabilidad. En ella se esboza un único cargo penal de conspiración para obtener y divulgar documentos clasificados de defensa nacional de EE.UU., según los documentos presentados en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para las Islas Marianas del Norte.