Sebastian Siemiatkowski, CEO de Klarna, confirma que la empresa está considerando seriamente la posibilidad de salir a bolsa, sobre todo porque se ha establecido firmemente en EE.UU., su mayor mercado en términos de ingresos, con casi 40 millones de usuarios y un negocio rentable.

Klarna ha lanzado recientemente asociaciones estratégicas, en particular con Uber, y está preparando el lanzamiento de una tarjeta de crédito. Siemiatkowski subraya la importancia de estos avances para reforzar la presencia de Klarna en el mercado. En cuanto a la elección del lugar de la OPV, sigue abierto a posibilidades.

Atribuye el éxito de Klarna en EE.UU. a la creciente demanda de alternativas a las tarjetas de crédito tradicionales, citando un estudio de McKinsey y la mayor sensibilidad de los consumidores ante las prácticas bancarias desfavorables. Klarna responde a esta necesidad con productos de crédito sencillos, sin intereses y de pago fijo, que atraen a cerca del 20% de la población estadounidense.

En cuanto a la estrategia de producto de Klarna, Siemiatkowski explica que la nueva tarjeta de crédito pretende ampliar el uso de los servicios de Klarna a todos los comercios, no sólo a los asociados.

Klarna también está utilizando inteligencia artificial en su servicio de atención al cliente, sustituyendo las tareas de 700 empleados y aumentando así la eficiencia y la satisfacción del cliente. Esta innovación subraya el compromiso de Klarna de utilizar la tecnología para mejorar la experiencia del cliente al tiempo que se reducen los costes.

Concluyó hablando de las perspectivas financieras de Klarna, anticipando un crecimiento continuado de los ingresos al tiempo que se reducen los costes mediante la innovación tecnológica y una gestión eficaz de los recursos humanos.

 


Bloomberg TV proporcionado por MT Newswires

Vídeos de Bloomberg