El Departamento de Relaciones Internacionales de Sudáfrica saludó el viernes como revolucionario el fallo de la Corte Internacional de Justicia que ordena a Israel detener su asalto militar a la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza.

Los jueces del Tribunal Mundial respaldaron el viernes una petición sudafricana para que se ordenara a Israel detener su ofensiva en Rafah, una semana después de que Pretoria solicitara la medida en un caso en el que se acusa a Israel de genocidio.

Israel ha rechazado repetidamente las acusaciones de genocidio del caso como infundadas, argumentando ante el tribunal que sus operaciones en Gaza son en defensa propia y dirigidas contra los militantes de Hamás que atacaron Israel el 7 de octubre.

"Sudáfrica acoge con satisfacción la sentencia dictada hoy por el tribunal. ... Esta orden es pionera, ya que es la primera vez que se menciona explícitamente que Israel debe detener su acción militar en cualquier zona de Gaza", declaró Zane Dangor, director general del Departamento de Relaciones Internacionales y Cooperación, en un vídeo compartido por el departamento.

"Esto es pedir de facto un alto el fuego. Es ordenar a la parte principal en este conflicto que ponga fin a su acción beligerante contra el pueblo de Palestina", añadió Dangor.