El candidato presidencial republicano Donald Trump dijo el martes que quiere que todo el Bitcoin restante se fabrique en EE.UU.

La industria de las criptomonedas está tratando cada vez más de influir en los políticos estadounidenses, ya que se enfrenta a un mayor escrutinio por parte de los reguladores, especialmente desde que las quiebras de las principales firmas de criptomonedas en 2022 asustaron a los inversores, sacaron a la luz fraudes y conductas indebidas y dejaron a millones de inversores sin dinero. (Reportaje de Gursimran Kaur en Bengaluru; Edición de Kim Coghill)