El ejército de Uganda ha capturado a un comandante de un grupo rebelde aliado del Estado Islámico que es un experto en la fabricación de artefactos explosivos improvisados, o bombas, que el grupo ha utilizado para llevar a cabo ataques mortales en el pasado, dijo el ejército el domingo.

El insurgente, Anywari Al Iraq, de nacionalidad ugandesa, fue capturado en las selvas del este de la República Democrática del Congo, donde tiene su base el grupo rebelde Fuerzas Democráticas Aliadas, informó el ejército, Fuerzas de Defensa del Pueblo de Uganda, en un comunicado.

Durante la operación también se rescató a nueve personas, entre ellas niños, de una zona de la provincia de Ituri, en el este del Congo, dijeron los militares.

"Se recuperó un surtido de materiales para la fabricación de artefactos explosivos improvisados (IED)", dijo.

El grupo rebelde ADF comenzó como un levantamiento en Uganda, pero está asentado en el Congo desde finales de los años noventa. Juró lealtad al Estado Islámico a mediados de 2019 y se le acusa de haber matado a cientos de aldeanos en frecuentes incursiones en los últimos años.

En uno de sus ataques más mortíferos, se atribuyó al grupo la autoría de un triple atentado suicida perpetrado en noviembre de 2021 en la capital, Kampala, en el que murieron siete personas, incluidos los autores de los atentados.

En 2021, el ejército ugandés lanzó una operación conjunta con los militares en el este del Congo para intentar derrotar a la insurgencia.