Drones ucranianos alcanzaron y dañaron una importante fábrica de acero rusa en la región de Lipetsk durante un ataque nocturno el miércoles, dijo a Reuters una fuente de inteligencia de Kiev.

La fuente dijo que el ataque había destruido parcialmente una "estación de oxígeno" en la Planta Metalúrgica de Novolipetsk, algo que, según dijo, tendría un impacto a largo plazo en el trabajo de la empresa.

NLMK, propietaria de la planta, declinó hacer comentarios. Una fuente de la industria regional rusa dijo que la instalación seguía funcionando con normalidad.

El gobernador regional de Lipetsk dijo anteriormente que un dron ucraniano había caído en una zona industrial durante la noche, pero no dijo si había habido daños.

Ucrania se ha centrado cada vez más en los últimos meses en atacar instalaciones petrolíferas e industriales rusas con drones de largo alcance para tratar de encontrar un punto de presión sobre Rusia, que lanzó una invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022.

Kiev no confirma ni niega oficialmente tales ataques, pero afirma que las instalaciones atacadas apoyan el esfuerzo bélico y son objetivos militares legítimos.

NLMK niega que coopere con la industria de defensa rusa y afirma que su producción tiene un uso civil.

Dijo en octubre de 2022 que sus operaciones rusas no eran capaces de producir aceros pesados de grado militar y que no suministraba mercancías a los militares.

La fuente de Kiev dijo que el ataque nocturno fue llevado a cabo por la agencia de inteligencia militar ucraniana GUR.

Aparte de la fábrica de acero, dos depósitos de petróleo propiedad de Rosneft fueron atacados por aviones no tripulados en la región rusa de Smolensk durante la noche, dijo anteriormente una fuente de inteligencia a Reuters.

Rusia llevó a cabo ataques de largo alcance contra Ucrania durante toda la guerra y en las últimas semanas ha intensificado sus ataques aéreos contra el sistema energético.