Energía: El precio del petróleo vuelve a la baja. Las actas de la última reunión de la Reserva Federal arrojaron una sombra sobre los precios del petróleo, poniendo de relieve una actitud de espera relativamente larga por parte de los banqueros centrales estadounidenses antes de subir los tipos. En resumen, no hay nada muy emocionante para el consumo de petróleo. En este contexto, el sorprendente aumento de los inventarios semanales en Estados Unidos pesó sobre los precios. El barril de Brent se acerca cada vez más a los 80 dólares. Esta debilidad podría incitar a la OPEP+ a prorrogar íntegramente sus cuotas de producción para el resto del año con el fin de sostener los precios. El WTI estadounidense cotiza en torno a los 78,3 USD.

Metales: ¿Se acabó la fiesta? La tonelada de cobre recupera el aliento en el London Metal Exchange. Tras marcar un récord histórico por encima de los 11.000 dólares, el barómetro de la economía mundial terminó la semana a la baja, en 10.324 dólares (precio al contado). Con el dólar al alza y datos contradictorios sobre la demanda china, los planetas ya no están realmente alineados para que continúe la subida del cobre. El cobre ha subido alrededor de un 20% desde principios de año. Como en el caso de los metales industriales, la subida del dólar ha pesado sobre los metales preciosos. La onza de oro, lastrada también por la subida de los rendimientos de los bonos, ha perdido terreno hasta los 2.350 dólares.

Productos agrícolas: El trigo sube en Chicago, y no poco: ¡esta semana ha subido casi un 7%! El bushel de trigo vuelve a superar los 700 céntimos, su nivel de julio de 2023. La preocupación por las pérdidas de cosechas en algunas regiones productoras, en particular el Mar Negro, apoya esta tendencia. En Chicago, el maíz se mantiene a 460 céntimos. 

Visión general de las materias primas: El trigo reaparece con fuerza
Principales índices de materias primas de S&P